Protégete del Polvo del Sahara

Este fenómeno en que partículas de arena del desierto del Sahara se transportan desde el Norte de África y son llevadas hasta diversos puntos del continente americano, llegando a recorrer hasta 10,000 kilómetros, puede ocurrir varias veces en el año. Usualmente suele ocurrir por intervalos de cortas duración y es normal que el punto de mayor apogeo ocurra entre los meses de junio hasta mediados de agosto.

Las nubes de polvo provenientes del desierto del Sahara pueden tener dimensiones entre 3 y 5 kilómetros de espesor y encontrarse a una altura de entre uno y dos kilómetros en la atmósfera. Provocando una disminución en visibilidad y reduciendo considerablemente la cantidad de luz solar en el ambiente.

Es aconsejable que las personas tomen una serie de medidas de precaución para su salud y las de su familias, siendo nuestras recomendaciones las siguientes:

  • Toma agua con regularidad,
  • Consulta con tu médico si sufres de alergias o asma,
  • Quédate en casa la mayor del tiempo posible, manteniendo puertas y ventanas cerradas para evitar la entrada de partículas,
  • Utiliza mascarillas cuando salgas de tu hogar u oficina, y
  • Lava tus manos y rostro con regularidad para evitar irritaciones.

Cualquier duda, consulta a tu médico.